Cómo celebramos Máslenitsa

Elina Čulkstēna.

Como en la semana del Máslenitsa ¡Los panqueques volaron por el tubo!

Con calor, con ardor de la estufa, ¡Todos son doraditos y calientes!

 ¡Carnaval, que se sirvan! Dale los panqueques a todos.

Con calor, con ardor, ¡agárrenlos! Y no te olvides de alabarlos.

Con estas rimas muy alegres comenzó la celebración improvisada de Máslenitsa, verdaderamente espontánea, porque no había ningún programa especial para la noche. La asociación ‘Centro Cultural Costarricense Ruso’- bajo la dinámica dirección de la Sra. Elena Polster – aunque estaba muy involucrada en la preparación de esta alegre fiesta desde mediados de enero, la iba a llevar a cabo en el parque de Santa Bárbara de Heredia, entre la exuberante flora tropical de la naturaleza. Pero, en la última semana antes del 18 de febrero, los planes tuvieron que cambiar, porque se abrió una oportunidad de conseguir un local cómodo. Por lo tanto, todos los que deseaban celebrar fueron invitados al Colegio de Médicos, ¡y el salón estaba lleno de gente!

Por supuesto, antes de servir panqueques y bebidas, los participantes del festival estaban familiarizados con la historia del origen y desarrollo del Carnaval de Máslenitsa, desde el antiguo culto pagano y como se introdujo orgánicamente en el calendario litúrgico de la fe cristiana. La preparación antes de la Gran Cuaresma, el reforzamiento del cuerpo y espíritu, ya que durante la semana de Máslenitsa no sólo se suponía que todos se alimentaban con comida sabrosa y nutritiva, sino también lo fue para establecer una buena relación con la familia y amigos, para ir a visitar a sus familiares con golosinas y regalos. Y el último domingo de Máslenitsa es el Domingo del Perdón, cuando todos se piden perdón uno al otro, se olvidan de los resentimientos, hacen las paces y se regocijan mutuamente. ¡Incluso la suegra y el yerno se convierten en los mejores amigos!

Los presentes espectadores tuvieron la oportunidad de hablar también sobre Máslenitsa y Marina Golubovich contó a la buena gente reunida, cosas muy interesantes e informativas sobre esta fiesta.

Al escuchar la palabra “Máslenitsa”, en la memoria aparecen imágenes de alegres días de invierno llenos de gritos y ruido, deliciosos olores de panqueques, sonido de campanillas que adornan elegantes trineos tirados por tres caballos. Las cúpulas de iglesias brillando al sol y los percoladores de cobre ardiendo como un fuego, las fiestas alegres.

Una pequeña presentación en pantalla de obras de grandes pintores rusos de mediados del siglo 19 – principios del siglo 20: Boris Kustodiev, Konstantin Makovsky, Fedor Suchkov, Vasily Súrikov – dio al público la oportunidad de sumergirse en la colorida y divertida celebración popular.

     

Después de esa presentación, siguió la invitación a probar los panqueques con varios rellenos, ¡incluso con trucha ahumada! Los panqueques eran los mejores productos superfinos, según la receta especial de la bisabuela noble de Sra. Elena Polster, que le pasó por herencia.

         

Habiéndose alimentado debidamente, la gente por sí misma comenzó a conectarse con la parte cultural del programa improvisado. Una forma excelente para esto fue el karaoke, el encantador invento racional y musical japonés. Había una variedad de canciones en diferentes idiomas del mundo; Olga Vasilchuk, Vladimir Averin, Marina Litvinova y Anna Torganova, Nina Voronova con Nadezhda Grishina y muchos más – nos alegraron con su interpretación de canciones, algunos comenzaron a bailar…

(Video de Nadezhda Gríshina)

Dos experimentadas maestras de ceremonias – Elena Polster y Elina Chulkstena, con el apoyo del trío vocal – divirtieron a los oyentes agradecidos con sus rimas típicas, sobre la forma rusa de vivir en Costa Rica. El tiempo no fue suficiente, llegó la noche y a la gente le esperaba el lunes laboral el día siguiente. No importa que hemos planeado también los juegos al corro, bailes y la quema simbólica de la muñeca de Máslenitsa. Pero, ¡estábamos felices con lo que se nos dio! ¡Muchas gracias a los organizadores y participantes de la celebración! ¡Fue bonito pasar el tiempo rodeados de amigos, todos juntos! ¡Continuemos en el mismo espíritu! ¡Hasta la próxima! Estamos esperando comentarios y sugerencias.