“Gazeta Rusa” en Costa Rica: Hacia una nueva década

Elina Čulkstēna.

Puede que no sea modesto, pero es justo señalar que la autora de estas líneas casi obligó a la jefe de redacción, fundadora y reportera en una sola persona – Elena Alexandrovna Polster – a conformarse con celebrar el décimo aniversario del periódico. Cuando el trabajo es voluntario y sin fines de lucro, en una palabra, casi mecenazgo, a menudo sucede que esta actividad se percibe como una excentricidad, en el mejor de los casos. Y por lo general, lo tratan sea con condescendencia, criticando cada quién a su antojo, o sea simplemente con indiferencia, considerando una empresa sin sentido. Rara vez uno escucha palabras de gratitud, reconocimiento y apoyo. Tal es la naturaleza del ser humano, probablemente, si algo no cuesta nada, entonces es solo una travesura y poca cosa. Y a veces a uno se le caen las alas, las lágrimas salen en los ojos, la inspiración desaparece … ¡Esto es todo temporal, y precisamente con el tiempo se hace claro que la “Gazeta Rusa” es necesaria! Diez años es un buen periodo, no es flor de un día, es una publicación seria, informativa y educativa. Por cierto, es el único en la región de América Central. Yo misma, después de leer un montón de ediciones virtuales de la “Gazeta Rusa”, cuando aún estaba en la lejana Letonia, aprendí tantas cosas interesantes e informativas acerca de Costa Rica, conocí en distancia a muchos de los compatriotas, que cuando llegué aquí, como si fuera con viejos conocidos, a la notum terram. Por lo tanto, estoy juzgando por mí misma, por mis familiares y amigos, que disfrutan leyendo la “Gazeta Rusa” y desean leerla en el futuro.

La noche de aniversario se llevó a cabo en el acogedor restaurante ruso “Café Anka”, a salón repleto y el público – de humor bondadoso. El embajador de la Federación Rusa en Costa Rica Alexander K. Dogadin felicitó cordialmente a la madre fundadora del periódico y le entregó un magnífico ramo de fragantes rosas multicolores. Y gracias al apoyo financiero de la embajada, esta edición de la “Gazeta Rusa” de aniversario salió a la luz impresa en papel, materializada en la realidad. En nombre y representación del Consejo Coordinador de Compatriotas en Costa Rica, su Presidente Sergey N. Krutkó pronunció palabras de felicitación y motivación. Al final de su discurso, agitó su mano, como si tuviera una varita mágica, y en el escenario apareció un magnífico y enorme pastel decorado con una hoja de título del periódico (¡comestible, como resultó más tarde)! El Centro Médico de Nazareth actuó como patrocinador del total del agasajo festivo, pagando el 20% del costo, y el pastel fue un regalo personal del personal del centro.

Olga Markelova contó acerca de cómo Elena Polster la entrevistó, llegando personalmente a 200 km, para experimentar el ambiente en la que ella pasa la mayor parte de su vida. La fiabilidad y la sinceridad son los rasgos característicos de las entrevistas de Elena Aleksandrovna, lo que permite revelar la personalidad de la persona.

Irina Borovik, como antigua e inamovible editora de la “Gazeta Rusa”, en su discurso recordó a los presentes el quinto aniversario del periódico.

Hubo felicitaciones en prosa y poesía, en forma de canciones y música.

Casi todos los que honraron con su presencia esta noche de jubileo, tomaron la palabra. Muchos recibieron buenos premios, preparados por Elena Polster, por sus respuestas correctas en la trivia. Y la noche terminó con bailes alegres al son de canciones bien conocidas interpretadas por Alexander Gusachenko (Alex Gouss). La “Gazeta Rusa” se encaminó a la nueva década, sus calas cargadas de buenos deseos y las velas llenas de buena esperanza. ¡Siete pies debajo de la quilla!

Décimo aniversario de Gazeta Rusa