José Luis Callaci. El síndrome de “hubris”

En años recientes David Owen, político y médico británico, autor de En el Poder y en la Enfermedad, estableció los elementos psiquiátricos del síndrome de “hubris”, término que proviene del griego (hybris) y que significa desmesura. Es una referencia a ciertas acciones crueles, vergonzosas y humillantes que los que en Grecia se sentían con poder cometían por mero placer, egocentrismo, prepotencia y soberbia.

El síndrome de Hubris afecta a individuos, con autoridad sobre los demás, que se desempeñan en las distintas actividades humanas, incluida la académica. Generalmente estas personas, que en su extrema soberbia creen saberlo todo bajo cualquier circunstancia, carecen de racionalidad y autocrítica.  Cuando salen a defender lo indefendible, suelen caer en estultas afirmaciones, irrisorias y hasta incomprensibles para algunos. Decía el Libertador José de San Martín: “la soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder».

En la mitología griega Némesis, diosa de la justicia retributiva, castigaba esa desmesura que con sus actos trastocaba el equilibrio o la armonía en una sociedad. Una desmesura es, por ejemplo, la que vemos en Costa Rica con los salarios y pensiones millonarias, que también merecen un castigo, que consiste en terminar con ellas. Pero a falta de la Diosa Némesis, a la cual los humanos la tenemos descansando en la narrativa de la historia, los ciudadanos y ciudadanas tendremos que pensar como realizar esta tarea que la sociedad requiere y la mayoría indignada de nuestro pueblo ya demanda. Para proteger lo poco que aún nos queda y recuperar lo mucho perdido de ese equilibrio y armonía que garantiza la paz social en Costa Rica.

Un buen amigo que nos tiene acostumbrados a su exquisito sentido del humor nos preguntó que si en lugar de “hubris” nos estábamos refiriendo a la “ubre”. Con todo respeto, seriedad y agrado, tomamos su magnífica observación; como propuesta para un próximo escrito, en donde nos referiremos a la “operación destete”. El cual esperamos sea reproducido en aquellos medios en donde a este “necio escribidor” de los indignados chupópteros de los dineros públicos, que son dineros de todos los costarricenses, aún no han logrado “fumigarlo” o “congelarlo”.

José Luis Callaci es un importante hombre de Estado costarricense de origen argentino, egresado de la RUDN (Rusia) y amigo de nuestro país. Fue asesor de Oscar Arias, Director del INVU y embajador de Costa Rica en Hungría. Participa y escribe sus observaciones en las editoriales “Informa-Tico.com”, Radio “La Voz de Rusia”, “América Latina en movimiento” y otras.